Ascensors Sigma

Ascensores eléctricos

En Ascensores Sigma realizamos todo tipo de instalación de ascensores eléctricos. Los ascensores eléctricos son el sistema de elevación vertical de personas más utilizado y, en la actualidad lo encontramos en dos variantes, con y sin sala de máquinas.

Ascensors eléctricos

Desde que se inventaron los ascensores eléctricos (inicialmente eran de vapor), éstos se han convertido en el tipo de ascensor más instalado para el transporte vertical de personas.

La tecnología ha avanzado lo suficiente cómo para evolucionar esta tecnología ofreciendo importantes reducciones del consumo de estos aparatos. Son silenciosos y muy confortables y los ascensores ideales para uso frecuente, modernizaciones y también para rehabilitaciones.

Tipo de ascensores eléctricos

Ascensores eléctricos con sala de máquinas

Los grupos tractores Sigma han sido concebidos para el uso en cualquier tipo de edificio, cuidando los aspectos fundamentales de este tipo de aparatos.

Optimizando los equipos conseguimos una disminución considerable del consumo de energía. Los resultados, se consiguen gracias a componentes estandarizados mediante métodos de calidad en la producción, y guardando una optima relación fiabilidad-precio.

Ascensores eléctricos sin sala de máquinas

Nuestros ascensores eléctricos sin sala de máquinas proporcionan un mayor aprovechamiento de los espacios del edificio, ya que, únicamente demandan el hueco del ascensor para ser instalados, eliminando la sala de máquinas.

Para el usuario no tienen un aspecto diferente hacia el ascensor con sala de máquinas. Pero detrás de esta cara externa, existen importantes avances tecnológicos.

Tipo de control

El sistema neurálgico en todo ascensor es el cuadro de maniobra. De su versatilidad y fiabilidad dependerá la eficiencia, seguridad y rentabilidad de su servicio.

VVVF (variador de frecuencia)

El control de la maniobra mediante variador de frecuencia es la última y más efectiva tecnología. Variando la frecuencia y la tensión de entrada al motor, optimizamos y reducimos el consumo de energía alargando la vida útil, tanto de la máquina cómo de las partes móviles de la instalación, ya que, las paradas se realizan de forma más progresiva y suaves. Se gana con fiabilidad y precisión en la parada, confort, tanto en el arranque como en la parada, así como control y ajuste permanente de todos los parámetros de la instalación.

2 velocidades

Mediante motores de doble bobinado estatórico conseguimos 2 velocidades en la maniobra: velocidad lenta ideal en la parada, y velocidad rápida en el resto del recorrido. Este control de la maniobra (igual que el VVVF) tiene una serie de ventajas incontestable hacia las instalaciones de una única velocidad, que, a día de hoy, se han quedado obsoletos.

¿Subes?

Contacta con nosotros para saber todo con lo que podemos ayudarte.

Contacto